Foto: Red Bull Racing.

(KSM) Luego de una complicada sesión de calificación, el piloto mexicano Sergio “Checo” Pérez del auto #11 de Red Bull Racing logró hacerse con el treceavo lugar en la parrilla de salida, para lo que será el Gran Premio de Italia de la Fórmula 1, lo que representa intentar una gran remontada y así buscar un puesto en el podio.

Previamente se llevó a cabo un tercer entrenamiento, donde Pérez logró colocarse tercero con un tiempo de 1:28.848.

Las autoridades de la Fórmula 1 dieron a conocer una serie de penalizaciones, incluyendo a los dos pilotos del equipo Red Bull, el campeón Max Verstappen, quien fue penalizado con cinco puesto en la parrilla de salida, mientras que el mexicano fue castigado con 10 posiciones en la parrilla.

Originalmente, Sergio se había colocado en el cuarto lugar de la salida, esto tras cronometrar un tiempo de 1:21.206, tan solo por detrás de Charles Leclerc que se adueño de la Pole Position, además de su compañero Verstappen y Carlos Sainz.

“Nos enfocamos en tener la máxima velocidad posible en la vuelta de calificación, sin remolque. Necesitábamos bastante temperatura también en los neumáticos para hacerlos funcionar. Mañana espero que podamos progresar temprano en la carrera”, dijo.

“Va ser una carrera larga y todo puede pasar. Entonces progresar y tener buen ritmo cuando lo necesitemos.  Hay poca degradación y eso dificultará los rebases”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *