Osiel Alvarado lucha como un guerrero por su vida.

0

Isaac Guerra 

Su ídolo es Saúl ‘El Canelo’ Álvarez, al que quisiera conocer, por eso se hace un llamado a todos los campeones mundiales como Manny Pacquiao, David Benavidez, Juan Manuel Márquez, Érik Morales, Julio César Chávez, Fernando ‘Ko-Chulito’ Montiel, Jorge ‘Travieso’ Arce, Óscar de la Hoya, Félix Trinidad, a enviar mensajes de ánimo y fuerza a Osiel.

En el pequeño pueblo de Ejido Las Américas, en el estado de Durango, México, surge un relato de valentía y determinación que ha tocado los corazones de todos: la historia de Osiel Alvarado, un niño de 12 años que enfrenta la leucemia con el espíritu indomable del verdadero guerrero.

Cuando la noticia de su enfermedad impactó a su familia, en lugar de ceder ante la adversidad, Osiel se sumergió más profundamente en su amor por el boxeo. En medio de tratamientos y hospitalizaciones, encontró fuerzas en los guantes y el ring virtual de su comunidad. Ejido Las Américas se convirtió en su gimnasio, y cada golpe que lanzaba era un acto de resistencia contra la enfermedad que amenaza su juventud.

La Fundación Salvemos Héroes ha lanzado un llamado especial a íconos del boxeo, nacionales e internacionales, para brindar apoyo a este joven luchador. Saúl ‘El Canelo’ Álvarez, Manny Pacquiao, David Benavidez, Juan Manuel Márquez, Érik Morales, Julio César Chávez, Fernando ‘Ko-Chulito’ Montiel, Jorge ‘Travieso’ Arce, Óscar de la Hoya, Félix Trinidad, entre muchos otros, son convocados a enviar mensajes de ánimo y fuerza a Osiel.

Su deseo es simple pero poderoso: conocer a su héroe, Saúl ‘El Canelo’ Álvarez, y recibir palabras alentadoras que lo impulsen a seguir peleando, no solo en el ring de la vida sino también en el cuadrilátero de sus sueños.

La historia de Osiel trasciende las cuerdas del ring; es una historia de resiliencia, coraje y amor por la vida. Cada mensaje enviado será un rayo de esperanza en el rincón de Osiel, recordándole que no está solo en esta pelea. Unidos como una comunidad global, podemos ser el apoyo que le dé fuerzas para enfrentar cada asalto con determinación y esperanza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *