La lucha la traigo en la sangre: Lluvia.

Fotos: Pablo Lozano.

(KSM) La gladiadora Luvia recuerda como llego al mundo de la lucha libre, algo que no estaba en su mente hasta que comenzó a entrenar, y poco a poco fue creando un personaje y una historia como luchadora, sin que se diera cuenta su padre Sangre Chicana, quien no pudo ocultar su alegría y orgullo al ver a su hija arriba del ring de la Arena México.

“En mi mente no estaba ser luchadora, siempre me han gusto los deportes de contacto, de hecho, fui a Karate, siempre me ha gustado el ejercicio, y mucha gente me decía porque no practicas lucha libre, el profesor Satánico me abrió las puertas en su entrenamiento y ahí fue cuando ame la lucha libre, él me enseñó a respetarla, él me enseño a amarla, y aquí estoy”, recuerda.

Y desde muy pequeña era normal verla en la Arena Coliseo y México como aficionada de primera fila, “nunca me perdía los aniversarios, recuerdo el de la máscara de Warrior, recuerdo también una de cabelleras de Halloween, los aniversarios eran los que no me quería perder”.

El tiempo de hablar con su padre por fin llegaría, pero cuando el sueño ya era una realidad, “fue en una función del 2009, yo sabía que él iba a estar ahí, lo espere afuera de la Coliseo y le dije que tenía que hablar con él porque era urgente, ya soy luchadora y pertenezco al Consejo Mundial de Lucha Libre, quise decirle eso hasta que estuviera adentro y evitar eso de que es la hija de Sangre Chicana, quise hacerlo por mí misma”.

La primera vez que al vio su padre luchar en la Arena México no pudo ocultar su felicidad, bajando a los vestidores para platicar con su hija, “que felicidades, que estaba muy orgulloso, que le echara muchísimas ganas para colocarme entre las mejores y permanecer ahí, si la verdad sí, venir de una gran dinastía si es mucho compromiso, pero estoy contenta”.

Actualmente Lluvia se mantiene entrenando a la espera de que las autoridades capitalinas permitan el regreso de la lucha libre a las actividades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: