A 7 años de la partida de Héctor Garza.

Foto: Pablo Lozano.

(KSM) Era un 26 de mayo de 2013 cuando el mundo de la lucha libre le decía adiós a un gladiador originario de Monterrey, Nuevo León, que como rudo o como técnico, siempre supo ganarse el cariño y reconocimiento tanto del público, los rivales y la prensa especializada. De nombre Héctor Solano Segura, escribió su nombre con letras de oro en la historia de la lucha como “El Querubín” Héctor Garza.

Héctor era un luchador continuador de una tradición familiar, ya que su señor padre Humberto Garza, así como su hermano Humberto Garza Jr., fueron quienes le puso el ejemplo de lo que era la lucha libre.

Durante muchos años Héctor formó parte de roster estelar del Consejo Mundial de Lucha Libre, donde consiguió formar parte de diversos grupos, en especial de los llamados Perros del Mal, donde junto a su compadre El Hijo del Perro Aguayo (QEPD), lograron convertirse en un grupo de luchadores que causo revuelo y grandes entradas en el coso de la colonia de los Doctores.

Siendo tanta la popularidad del grupo que en muchas ocasiones era normal verlo contra los equipos capitaneados por rivales como Místico (hoy Caristico) o los Guerreros del Último Guerrero, en batallas que muchas vences empezaron en el ring y que terminaban al interior de los vestidores, por la fuerte rivalidad que existía.  

Su calidad, peso y estatura le permitieron poder participar en las funciones de la entonces empresa WWF, hoy WWE de los Estados Unidos, como parte del primer grupo de mexicanos que pudo participar en funciones como Monday Night Raw, Superstars y el Royal Rumble.

La empresa AAA fue uno de los pilares de su carrera, ya que ahí fue donde culmino su andar dentro de la lucha libre, junto a sus compañeros de los Perros del Mal, se convirtieron en una facción odiada por muchos rivales y que de inmediato se gano el cariño del respetable, solo que su salud cada vez empeoraba más, y sería esto lo que lo obligaría a decir a adiós a los encordados.

Para el 2012 su salud se complicó a causa de un cáncer pulmonar, el cual le costaría la vida el 26 de mayo del 2013.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: