Princesa Sugehit deja vacante el campeonato mundial.

Foto: Pablo Lozano.

  • Princesa Sugehit será la abanderada nacional por el equipo mexicano este viernes en el Grand Prix varonil.

(KSM) La amazona regiomontana Princesa Sugehit anunció que dejará vacante el campeonato mundial femenil del Consejo Mundial de Lucha Libre debido a una lesión, aunque la operación de cervicales fue exitosa, el tiempo de recuperación es indefinido, y como no se espera que regrese pronto, lo mejor será dejar el cinturón vacante y que se haga una eliminatoria para encontrar a una nueva campeona mundial.

“Desgraciadamente el 1 de julio yo tuve una operación muy complicada en las cervicales, tenía una compresión de mis vertebras, me estaban oprimiendo la médula, y era necesario la operación, se hizo el proceso que se lleva para la operación, lo preoperatorio, ya tuve la operación y gracias a Dios salió todo bien”, explicó Sugehit.

Sin embargo, la recuperación será indefinida, “es un tiempo indefinido, depende de cómo vaya evolucionando mi cuello y las vertebras ante el daño que tienen, que puede ser desde medio año hasta cinco meses o más, es como mi cuerpo vaya aceptando todo esto”.

Razón por la cual opta por dejar vacante el campeonato mundial, “la noticia que yo quiero dar, yo creo que todos los campeonatos están para darles brillo, para darle lustre, desafortunadamente yo por esta operación no voy a poder darle el brillo que se merece y por lo cual yo quisiera decir que lo dejo vacante para que se le siga dando el brillo a esta hermosa presea, desafortunadamente esta lesión es la que me está quitando el ser la campeona mundial”.

Las observaciones del médico la terminaron de convencer que era urgente hacer una pausa, “fue una noticia muy triste, pero a la vez muy necesaria, por los síntomas que yo tenía, y sabemos que las vértebras, la columna vertebral en el cuello aplastando la médula era algo que se tenía que operar, yo tenía una fecha más en la Arena México, mi última lucha fue la de campeonato contra Zeuxis, fui a Puebla, tenía el malestar, tenía función el viernes y ya no me pude presentar. El doctor me dijo que se me presentaba y llegaba a pasar algo ya no era recomendable, lo mejor era tener el descanso necesario y esperar a la operación”.