Necesitamos un impulso: Pequeño Pierroth.

Foto: Pablo Lozano.

(KSM) Pilar histórico del gremio de las Pequeñas Estrellas, el Pequeño Pierroth, puso sobre la mesa su máscara para apostarla contra sus compañeros Último Dragoncito y Pequeño Olímpico en el marco del 29 Aniversario de historia de las Pequeñas Estrellas, una categoría que desde su nacimiento entro en el cariño de la afición a la lucha libre.

“Yo estoy abierto a la hora que quieran, solo falta ver si se animan mis compañeros, pero creo que no hace falta una fecha en especial, a la hora que quieran yo estoy puesto, cualquier momento es el bueno para definir esa rivalidad, me gustaría que fuera en un Aniversario de la Arena México”, señaló el pequeño bocazas.

En su opinión muy personal “nos falta un poco de impulso de Programación en las Pequeñas Estrellas, a mí no me entra esa palabra del conformismo, a lo mejor cambiar la imagen de algunos personajes, o trayendo gente de otro lado a ver si encajan o si no que se vayan, pero darle un impulso al gremio de las Pequeñas Estrellas”.

A las declaraciones del Último Dragoncito sobre un cierto conformismo de parte de las Pequeñas Estrellas “yo quiero aclarar que nunca he sido conformista, jamás me he conformado, siempre he tratado de estar poniendo en lo más alto el nombre de las Pequeñas Estrellas, yo mis respetos para todos mis compañeros porque todos son muy buenos”.

Y el compromiso en su caso fue desde que le otorgaron el nombre, “fue un compromiso sobre mí y sobre el personaje, de palabras de Norberto Salgado fue que si en un mes no sacaba adelante el nombre me lo quitaba, era una gran presión para mí porque veía como salía Norberto Salgado a verme luchar, era mucha presión para mí, pero eso me ayudó a crecer mucho, y ya son 29 años de que estamos en el gusto de público”.

Otra cosas que le vendría bien al grupo es que se den cambios en los personajes, “para mí la lucha libre es todo, siempre le he guardado mucho respeto en todos los aspectos, a veces es bueno que la gente vea cambios pero que no se pierda la esencia de lo que es el Pierroth”.

Aunque han pasado 29 años, el nacimiento del gremio lo recuerda perfectamente, “fue una gran emoción llegar a la Empresa Mexicana de Lucha Libre el 31 de julio de 1992 en la Plaza de Toros de Cancún contra Último Dragoncito, Cicloncito Ramírez y Mascarita Mágica, Pequeño Pierroth contra Pequeño Jaque Mate y el Pequeño Masacre “Los Pequeños Intocables”, algo muy emocionante para mí, fue la primera vez que viaje en avión a la Plaza de Toros de Cancún”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: