Los Dinamitas vencieron a los Gemelos Diablo.

Fotos: Pablo Lozano.

(KSM) La Nueva Generación Dinamita con Sansón, Cuatrero y Forastero consiguieron vencer a los también rudos los Gemelos Diablo I y II junto con el Hechicero, en lo que fue la lucha súper estelar del Martes de Arena México presentado por el Consejo Mundial de Lucha Libre.

Los Gemelos Diablo trabajaban en equipo para adjudicarse la primera caída, levantando por los aires al Forastero y estrellándolo de cara contra la lona, Hechicero lo cubría y terminaba la primera caída.

En la segunda llegaba el desquite de los campeones mundiales y el Hechicero paga los platos rotos, al ser levantado por los aires y luego recibir la plancha del Forastero, ponerlo espaldas planas y empatar las acciones.

Dentro de la tercera y definitiva los Dinamita utilizaron la catapulta para castigar a los Gemelos contra el esquinero, ponerlos espaldas planas y así alzarse con el triunfo de una batalla de rudos contra rudos.

En la lucha semifinal Blue Panther hizo equipo con Titán y el Valiente para vencer a los rudos Negro Casas, Pólvora y Niebla Roja, en lo que resultó ser un verdadero encuentro de maestros entre Panther y el Negro, terminando todo con un mano a mano donde Blue aplicó su famoso nudo lagunero para dar cuenta del integrante de los Casas.

La Guerrera, Marcela y Princesa Sugehit vencieron en la lucha especial a las rudas Seductora, Reyna Isis y Metálica, quedando todo en un mano a mano entre campeonas, y donde la regiomontana Sugehit con un medio cangrejo sobre Isis le daba la victoria al bando de las técnicas.  

Para la segunda batalla, Oro junior y Robín se vieron las caras con los rudos Disturbio e Hijo del Signo, saliendo con el brazo en alto el equipo científico, rebote en el esquinero y mortal con plancha de Oro junior sobre el Disturbio y Robín con desnucadora dejaba fuera de acción al Hijo del Signo.

En la primera lucha de la noche, el rudo Cholo dio cuenta del joven Príncipe Odín junior al meterle un castigo a manera de tabla marina y presión sobre el cuello, logrando la primera victoria de los rudos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: