Hechicero a la puerta de grandes compromisos.

Foto: Pablo Lozano.

(KSM) El campeón mundial de peso completo, el Hechicero, se alista para un cierre de año con muchos compromisos importantes, empezando este viernes con la primera defensa de su cetro ante el tapatío Bárbaro Cavernario y dentro de dos semanas, su participación en el torneo de La Leyenda Azul. Desde su punto de vista el 2021 pintaba tan complicado que solo deseaba terminar en año con salud, sin imaginar las sorpresas que le deparaba el destino.

Aunque no posee tanta experiencia en luchas estrella, “es apenas mi segunda lucha en luchas estelares en ocho años, es un luchador que en los últimos años lo ha ganado todo, pero somos el campeón, vamos encabezando una cartelera, y no hay pretextos”.

El paso de las luchas semifinales a estelares “es una brecha más que nada es mental, que yo la siento corta, porque en mi caso depende de la preparación, mentalmente como está preparado uno, si tienes una buena preparación, eso se te da la seguridad para poder hacerle frente a cualquier oponente, la confianza, el poder tener los recursos para poder afrontar cualquier situación, yo me estoy preparando constantemente y eso me da esa seguridad arriba del ring, es saber manejar al enorme monstruo que es la Arena México, eso te lo da la madurez que hoy tengo”.

Este viernes le espera una prueba muy complicada ante el ganador del Homenaje a Dos Leyendas, “yo espero siempre a los mejores, un campeonato no solo está a beneficio del portador, sino a beneficio de todos los aficionados, está a disposición de quien sea, hay muchos luchadores que pueden competir con él, es uno de los mejores luchadores de México, se adapta perfectamente, sobresale la capacidad que tiene de adaptación a todos los rivales, como compañero lo disfruto y como rival también”.

Uno de sus deseos sería exponer su campeonato de forma regular, “si me daban la oportunidad yo quiero exponer mi campeonato una vez al mes, pero eso no depende nada más de mí, Bárbaro Cavernario es un gran rival, que está pasando una gran etapa, pero yo estoy mejor”.

A las puertas de dos compromisos importantes como defender su título mundial y el torneo de la Leyenda Azul, Hechicero reconoce que no esperaba mucho de este año, “cuando inicio el año yo lo veía muy difícil porque venía arrastrando muchas lesiones, ha sido un año muy complicado al igual que el 2020, apenas se están abriendo las plazas de trabajo para muchos compañeros, no ve veía siendo campeón, mi expectativa era cerrar el año solo en buena forma física”.

Un trofeo como la Leyenda Azul tiene un enorme valor para los luchadores, “hablar de Blue Demon es hablar del top five de los mejores luchadores de la historia, de aquellos que rebasaron la línea de nuestro deporte, que llegaron muy lejos y dignificaron nuestro deporte, en la lucha libre y en muchos aspectos como el cultural, hablar de Blue Demon es hablar de los grandes ídolos, y que mejor que hablar de un trofeo de un paisano”.  

Todo lo que hoy vive es consecuencia de lo bien que ha trabajado desde que llegó a la empresa, “son las oportunidades que he estado pidiendo con trabajo, el primer paso es el viernes, llegar como campeón al torneo de la Leyenda Azul me podría como los principales candidatos, pero vamos primero por este viernes”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: