Euforia y Atlantis en pleito cazado.

Foto: Pablo Lozano.

(KSM) Místico, Máscara Dorada y Atlantis junior fueron presa del colmillo de los Infernales con Averno, Mephisto y Euforia, en la batalla súper estelar de la cartelera del martes de Arena México del Consejo Mundial de Lucha Libre. Los rudos sorprendieron a Atlantis junior y se llevaron la victoria por la vía de la descalificación.

Cuando parecía terminar la batalla a favor de los técnicos con la mística de Místico sobre Averno, sorpresivamente aparece Euforia para quitarse la máscara y arrojársela a Atlantis junior que se ver sorprendido, el réferi Olímpico juzga que el técnico se la quitó al rudo y termina por aplicar la descalificación a favor de los rudos.

Lo que la final generó retos entre el hijo de la leyenda y el coloso de la laguna, para un duelo personal y ver que tantos recursos tiene uno y otro.

Los Bárbaros con Bárbaro Cavernario, Terrible y Dragón Rojo junior se presentaron en la lucha semifinal para retener el campeonato mundial de tercias frente a las Joyas Laguneras con Blue Panther junior, Dark Panther y el Hijo de Blue Panther, esto tras aplicar doble plancha y estacas a Dark Panther.

La batalla especial fue un match relámpago entre científicos, Esfinge de México se impuso a Flip Gordon de los Estados Unidos a los 7:17 minutos después de volar fuera del ring y caerle encima, al momento del golpe la cabeza de Flip pega contra el piso y queda noqueado, siendo atendido por los Servicios Médicos y siendo retirado en camilla. 

Neón, Futuro y Max Star se llevaron la tercera lucha tras imponerse a Crixus, Vegas y Difunto, con el vuelo de Neón castigando cons cabeza el abdomen de Vegas, cuenta de tres el ganan los técnicos.

La segunda lucha fue con Hombre Bala junior, Fuego y el Audaz siendo derrotados por Persa, Alom e Infarto, quién despacho a Fuego con una desnucadora y Alom con un martillo negro sobre el Audaz. 

En la primera lucha en relevos sencillos, Leono y Robin vencieron al Inquisidor y Dragón de Fuego, con un gran castigo de Leono al devorador de pecados y el cabezazo de Leono al pecho del Dragón.