Somos una mezcla de garra y calidad: Iniestra.

Fotos: Pablo Lozano.

(KSM) Andrés Iniestra, volante de los Pumas de la UNAM, admitió que la expulsión en Torreón les sirvió para estar más unidos, factor del cual piensan echar mano este domingo cuando reciban en CU a los campeones Rayados del Monterrey, un partido que luce como el ideal para que los felinos den un golpe deportivo y de credibilidad.

“Es un equipo que como siempre ha sido de mucha garra, de nunca dejar de pelear un balón, con los refuerzos que llegaron llego un golpe de calidad, nos van a ayudar mucho, en este torneo se combina muy bien la mística de Pumas con la llegada de jugadores con mucha calidad”, apuntó el 10 universitario.

Sin embargo, no se le puede dar ninguna clase de espacio a los Rayados, “los tenemos que enfrentar como eso, que son los campeones, que son una de las mejores plantillas de la Liga, que si no ponemos toda la calidad que tengamos como plantel no les vamos a poder hacer partido y nos van a ganar, es un gran rival y tiene a los mejores rivales de la Liga”.

Inestra señalo que la mejor forma de convencer a propios y extraños es con resultados, no hablando ante la prensa, “la afición se van a convencer de que podemos hace run buen torneo si damos resultados en la cancha, si demostramos como equipo que podemos, irles diciendo ya la afición no va a aceptar que solo hablemos, la afición esta molesta por ese lado, si poco a poco los vamos convenciendo con buenos resultados, vamos a dar ese golpe y van a creer en nosotros”.

Sobre el tema defensivo considera que se tiene que mejorar este rubro desde los delanteros, “justo es eso, tal vez nos faltaba un poco de gol, y hemos descuidado en la parte de atrás, desde el delantero hasta el defensa ser más fuerte en defensa”.

El hecho de que haya sido Pumas hizo que lo acontecido se hiciera más grande, “son muchas cosas porque son Pumas, luego porque hay un video donde sale lo que se habló en el juego, pero si se puede maximizar un poco porque es Pumas, eso lo hizo un poco más grande”.

La expulsión errónea sufrida en Torreón sirvió para poner a prueba la unión del grupo, “muy bien, un grupo tan unido, algo que platicamos al inicio de la temporada, para hacer cosas importantes más que ser un equipo había que ser una familia, todo el equipo apoyo a Martín y Jesús”.

Portar el gafete de capitán no es una de sus prioridades a corto plazo, “para cualquier jugador el portar el gafete de cualquier equipo es un honor, me gusta estar a la disposición del grupo, trabajar de la mejor manera, que mis acciones hablen por mí, si algún día lo llego a tener sería un orgullo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: