El diez en peligro de extinción: Miguel Herrera.

Foto: Pablo Lozano.

(KSM) Miguel Herrera, estratega de las Águilas del América, señaló la tarde de este jueves que los jugadores que se desempeñan habitualmente como un número diez, tienden a desparecer, si bien son jugadores con talento, las necesidades actuales del futbol requieren que todos los jugadores tengan un importante despliegue físico tanto a la ofensiva como a la defensiva.

“De repente dicen que van a desaparecer, pero porque no los convencemos de que corran, de que marquen, y Sinha es un clásico ejemplo de un contención, un volante ofensivo que debe tener todas las características que debemos buscar en un volante ofensivo, la creatividad, la picardía, pero además, que cuando no tenía a pelota se arrancaba a tratar de quitar, de defender, de marcar, hacer esfuerzos por la recuperación”, explica Herrera.

Por ejemplo, lo que en su momento hacía Antonio Naelson “Sinha”, son jugadores diferentes, que te cambian el rumbo de un partido, a mi me toco en su última etapa de Sinha, con esa visión que tiene, pase de gol, esa picardía del jugador diferente con la cabeza que esta pensando un paso adelante”.

En el futbol actual y desde el punto de vista de Herrera, se apuesta más por un jugador que haga labores defensivas y de recuperación que uno que solo marque la diferencia a la ofensiva, “hoy en vez de pensar que están en peligro de extinción es porque de repente estamos buscando que haga eso, que corra, que marque, y preferimos dejar de pensar que tenemos al jugador diferente porque tenemos al equipo mejor cubierto en una posición, tiende a desaparecer como era el diez de antes, con un volante por derecha, un volante por izquierda y el número diez”.

“Hoy al contrario, tenemos que buscar más y convencer a ese jugador con creatividad, que derrocha talento, que se convenza para tratar de correr y quitar pelota, que se pare a ayudar en la recuperación de la pelota, yo creo que todos los equipos buscamos ese jugador diferente, que encare y te meta pase de gol constantemente porque son los que te pueden ganar el partido cuando los partidos están apretados, los rivales son difíciles, lejos de pensar que están que extinción, depende de nosotros convencer a ese jugador que cuando no hay pelota todos deben de correr”, concluyó.       

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: