Foto: NFL.

(KSM) Solo unas horas bastaron para que el mariscal de campo más dominante de los últimos años dentro de la NFL encontrara un nuevo equipo, pasando de los New England Patriots a los Tampa Bay Buccaneers por un acuerdo de 30 millones de dólares por año, de esta manera, el equipo del sur de los Estados Unidos tratará de encontrar un pasador que los regrese a los primeros planos del futbol americano, algo que no ocurre desde hace 12 años.

La temporada 2019 para los Buccaneers se ubicaron con el equipo 22 con 7 juegos ganados y 9 derrotas, mientras que dentro de la Conferencia Nacional se ubicaron en la posición 11.

Como equipo local solo consiguieron 2 triunfos a cambio de 6 derrotas, mientras que en gira tuvieron un buen desempeño con 5 victorias por tan solo 2 derrotas.

Dentro de la División Sur de la Conferencia Americana, Tampa Bay ocupó la tercera posición (7-9), igualando en récord con los Atlanta Falcons, solo que la mejor diferencia de puntos le permitió a los Falcons ocupar la segunda posición, sin embargo, ninguno logro avanzar a los Playoffs, ya que el único clasificado de la División fueron los New Orleans Saints (13-3).

Para el 2018 las cosas tampoco fueron algo alentador, ya que terminaron la temporada con 5-11, misma marca del 2017, en el 2016 su marca fue de 9-7 pero no les alcanzó para llegar a Playoffs, en el 2015 terminaron con 6-10, en el 2014 su marca fue de 2-14, en el 2013 finalizaron con 4-12, en el 2012 terminaron la temporada con 7-9, con 4-12 terminaron el 2011 y en el 2010 terminaron con marca de 10-6.

La última aparición de los Buccaneers en los Playoffs data de la temporada del 2007, cuando lograron avanzar con una marca de 9-7, avanzando en aquella ocasión como primer lugar de la División Sur de la NFC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: