Valdez sueña con el cinto verde y oro.

Foto: Pablo Lozano.

(KSM) Oscar Valdez, invicto retador mandatorio al Campeonato Mundial de peso superpluma del Consejo Mundial de Boxeo, asegura tener claro el riesgo que conlleva enfrentar a un rival tan peligroso como Miguel “Alacrán” Berchelt, ya que es un peleador que posee una potente pegada y lo podría mandar a la lona en cualquier momento, sin embargo, importa más su hambre de conquistar el título verde y oro del WBC.

“En mi mente no esta en ver si voy a perder mi récord invicto, ni estoy presionado por eso, yo estoy buscando vivir mi sueño”, señala el ex campeón mundial WBO, “el objetivo es ganar, el boxeador batalla mucho para estar en el lugar donde estamos”.

Y reitera, “no puedo decir que tengo más corazón que el boxeador que tengo enfrente, todos sabemos que los boxeadores mexicanos tenemos un gran corazón arriba del ring, los pantalones, los cojones, los huevos, lo que todo mexicano tiene, no he dado lo mejor de mi todavía, mi carrera amateur me ha ayudado mucho en el boxeo profesional y lo va a seguir haciendo, mi velocidad”.

Pero si estar alerta con un Miguel Berchelt “que sabemos que carga con una pegada muy importante, que con un solo golpe te puede mandar a la lona, pero no estamos pensando en eso”.

Sobre la posibilidad de enfrentar a Berchelt “nosotros hemos estado dispuestos desde el día primero, es una pelea que se tiene que dar a como sea, soy el peleador mandatorio para enfrentarme al campeón y estamos dispuestos, nosotros no podemos ponernos moños diciendo que queremos esto o queremos lo otro, muy sencillo para nosotros porque somos el mandatorio, no hay mucho que exigir, estamos listos para firmar contrato y darle para adelante, tratar de cumplir el sueño”.

Para Oscar, no incomoda arriesgar su calidad de invicto, “creo que es un problema en el boxeo, que muchos no se quieren enfrentar a un peleador como el “Alacrán” Berchelt, porque tiene miedo a perder su récord invicto, eso no es un problema para mí, es un deporte, nunca estamos pensando en las derrotas, todos puede pasar, es un deporte, es un problema hoy en el boxeo, los mejores no se enfrentan a los mejores, son las peleas que la gente quiere ver porque hay un riesgo, nunca he tenido miedo de enfrentar a los mejores”.

Ante la pandemia que se vive actualmente “este problema del coronavirus lo estamos tomando muy serio aquí en mi casa, mi familia, no estamos saliendo”.

Dado que no hay posibilidad de acudir a un gimnasio “estoy tratando de estar activo, gracias a Dios tengo una máquina para correr en la casa, estamos haciendo lagartijas, abdominales, sombra, lo que se pueda hacer, lo mejor que se pueda para estar activos, ansiosos de que esto se acabe y regresar al campamento”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: