“Rey” Martínez abierto a pelear sin público.

Foto: Pablo Lozano.

(KSM) Julio César “Rey” Martínez, Campeón Mundial de peso mosca del Consejo Mundial de Boxeo, no descarta la posibilidad de regresar al ring y pelear a puerta cerrada. Su deseo de volver a pelear y sacar adelante a su familia, lo hacen pensar en realizar su siguiente pelea sin público, admitiendo que pese a los cuidados sanitarios existe el temor de contagiarse de coronavirus.

“Yo estoy en peso o mosca, es lo que estoy viendo con mi entrenador, quiero unificar, quiero todos esos cinturones, y como siempre lo he dicho, primeramente Dios, yo no le corro a nadie, yo levanto la mano, con quien sea y donde sea, vamos con todo menos con miedo”, afirma Julio.

Dentro de sus planes “yo quiero aventarme por lo menos un año en mosca, quiero pelear con Kosei Tanaka, ya se me subió a supermosca, yo quiero pelear, yo quiero unificar contra el africano por es cinturón, y lo que me diga el señor Eddy Reynoso”.

“Yo como me diga mi empresa, esto es el sustento de mi familia, y si la verdad si pagan bien, yo levanto la mano para pelear a puertas cerradas, a puertas abiertas, yo levanto la mano, estoy preparado al mil, lo que diga el promotor Eddie Hearn y el señor Eddy Reynoso”, agrega.

Julio admite que si le daría miedo contraer el Covid-19, no solo por él sino por sus hijos, “me daría miedo más que nada por mi familia, por mis hijos, por mi hija que tiene cinco años, por mi hijo que tiene tres años, es la vedad, por eso me cuido, no me gusta andar con tapa bocas y eso, pero no es por mí, es por mis hijos, también eso da miedo, no por uno sino por mis hijos”.

En caso de ser llamado para ser de los primeros en tener acción, “también sería de cuidarnos, yo siempre me preparo al mil, no dejo nada a la suerte, me estoy cuidando muy bien del peso, de la comida, en el entrenamiento estamos cuidando todos los aspectos”.

Pese a la pandemia “estamos entrenando, estamos corriendo, mi entrenador me esta haciendo el favor de ir a la casa, Mauricio Aceves, hay un señor Gabriel que nos está dando permiso de correr aquí en la delegación Cuauhtémoc, estamos cuidándonos mucho para que cuando nos manden a llamar no estar al cien sino al mil por ciento primeramente Dios”.   

El poder salir de su casa, con las debidas medidas, le permite sacar el estrés generado por el encierro, “vamos temprano a correr, hacemos manoplas, en la tarde va otra vez, la verdad si quedo algo cansado”.

En estos momentos “aquí echándole ganas, con la familia, aprovechando, convivir ahora que se puede”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: