Mi padre dijo que sería campeón mundial a los 18 años y paso: Pipino.

Foto: Pablo Lozano.

(KSM) El legendario Pipino Cuevas, ex campeón mundial de peso welter por la Asociación Mundial de Boxeo, recuerda como a la edad de diez años y luego de su primer día de entrenamiento en un gimnasio de box, llego a su casa y su señor padre le dijo que él sería campeón mundial a los 18 años, algo que en ese momento no pasaba por su mente, y sin saberlo, las palabras de su padre se harían realidad tal cual lo dijo.

“No se me olvida que el primer día que fui al gimnasio regrese a mi casa y mi papá me pregunto que hiciste, me enseñaron a pararme, le pegue al costal, a la pera, brinque la cuerda, y dice, cuando tengas 18 años vas a ser campeón del mundo, fue lo que me dijo el primer día de entrenamiento”, señala.

“Yo tenía diez años y si me coroné campeón mundial a los 18 años”, añade.  

Este deporte fue siempre un gusto personal ya que “a mí siempre me gusto el boxeo, yo empecé a entrenar muy joven, tenía 10 años cuando empecé a boxear, y que fui al gimnasio”, y agrega, “mi padre no fue boxeador, siempre le gustaba mucho el boxeo”.

Pipino recuerda que “me llevo mi papá al gimnasio los Gloria que estaba en Ferrocarril de Cintura (al norte de la Ciudad de México), ahí empecé en los Gloria”.

A diferencia de muchas de las historias de boxeo “nunca tuve pleito callejero yo, yo empecé mi carrera a los diez años y nunca hubo un pleito callejero”.

La noche de su consagración llegaría el 17 de julio de 1976 frente al puertorriqueño Ángel Espada, a quien derrotaría por nocaut técnico, “me dieron la oportunidad y si la aceptamos porque yo era Campeón Nacional, renuncie al campeonato Nacional para ir por el Mundial, y me corone Campeón Mundial a los 18 años en Mexicali en la Plaza de Toros “La Calafia”, frente a Espada”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: