Firman “Titán” y “Jiga” emocionante empate

Isaac Guerra

Fotos: Ramón Parada

Fue un gran combate, cuerpo a cuerpo, cara a cara como diría el doctor Alfonso Morales (QEPD) el que protagonizaron los mexicanos y clasificados mundiales, Jonathan ‘Titán’ Rodríguez e Israel ‘Jiga’ González.

El resultado del combate fue un empate que dejó aunque no contentos, sí satisfechos a los protagonistas de la contienda donde estaba en disputa el campeonato Continental vacante de peso Supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Fue un duelo clásico entre mexicanos el que abrió la transmisión por DAZN a 10 asaltos, de la velada presentada por Matchroom, Warriors Boxing y Bxstrs ante un lleno total en el inmueble A1 de Cintermex de Monterrey, Nuevo León.

Desde que sonó la campana, ‘Jiga’ fue más al frente aunque ‘Titán’ también mostraba lo suyo y fue muy precavido ya que al ir ambos al choque, se corría el peligro de un cabezazo, de eso se cuidaba el potosino que no entraba con mucha confianza y mientras se asentaba, su rival se iba al frente.

A partir del quinto asalto, Rodríguez empezó a carburar y meter en problemas al ‘Jiga’ que se veía seguro, pero a pesar de ser una buena pelea, en los rounds no había cabida para empatar en las tarjetas parciales.

Al llegar al décimo round con ambos entregados, era un enigma el resultado, hasta que se leyeron las tarjetas de los jueces, quienes dieron la siguiente puntuación, Alejandro Camacho 95-95   Moisés Melhem 94-96 a favor del ‘Jiga’ y  Abigaíl Sandoval 96-94 a favor del ‘Titán’, por lo que al darse el empate, no hubo entrega de cinturón el cual quedó vacante.

Al finalizar la batalla, ‘Titán’ manifestó que a su juicio ganó la pelea, pero independientemente de eso, se va contento porque sabe que se entregó en el ring y reconoce que le faltó apretar un poco más, sin embargo, manifestó que le pidió el desempate a su rival y si es preciso va hasta su casa en La Paz.

«Sabemos que dimos una buena pelea, siento que la gané, pero no demerito el trabajo del ‘Jiga’ al final le dije que quería una segunda pelea ahora en su casa porque yo sé lo que soy y con gusto iría a pelearle en La Paz», puntualizó.