Chávez recordó su primera derrota.

0

Foto: Pablo Lozano.

(KSM) Por medio de sus redes sociales, la leyenda del boxeo mexicano Julio César Chávez, recordó lo que sintió y vivió cuando se presentó su primera derrota dentro del boxeo profesional a manos del recientemente fallecido Frankie Randall de los Estados Unidos, una experiencia llena de contrastes en lo personal y en lo anímico.

La primera derrota de Chávez llegaba a manos de Frankie Randall la noche del 29 de enero de 1994 en el MGM Grand de Las Vegas, estando en juego el Campeonato Mundial de peso superligero del Consejo Mundial de Boxeo por la vía de los puntos 114-113 para Chávez, 116 – 111 y 114 – 113 para Randall.

“Hace 27 años perdí mi primera pelea profesional, fue algo muy triste y muy doloroso para mí, fuer algo muy triste, recuerdo que me fui a la habitación muy triste y me levante como a las tres de la mañana, y recuerdo que no me acordaba que había perdido la pelea y me dice mi hijo Omarcito mi hijo, apa, apa, que bárbaro, no te acuerda, de que hijo, y la verdad no me acordaba, perdiste pero caíste de culito”, recuerda Julio.

Sin embargo, una gran sorpresa le esperaba al volver a casa, “fue algo muy triste pero al volver a Culiacán, fue algo grandioso la verdad, tuve un recibimiento increíble, me recibieron más de 300 mil personas del aeropuerto hasta la casa, las calles abarrotadas como si hubiera ganado la pelea, la gente llorando, la gente vitoreándome como si hubiera ganado, son recuerdos que nunca voy a olvidar, gracias México por tanto cariño y tanto amor que me han dado a través de mi carrera, bendiciones para todos”.

El desquite para Chávez llegaría unos meses más tarde, el 7 de mayo del mismo año, de nueva cuenta en el mismo escenario, solo que ahora el resultado sería distinto, con una victoria por decisión técnica en 8 rounds.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: