Tarde negra para Suárez en Hampton.

Foto: Gaunt Brothers Racing.

(KSM) De nueva cuenta los problemas con el auto #96 de Gaunt Brothers Racing no ayudo a obtener un buen resultado en la fecha 10 de la temporada 2020 de la NASCAR Cup Series de los Estados Unidos, donde por problemas con los neumáticos no pudo completar la carrera, finalizando en la posición 31.

“Obviamente no fue el día que esperábamos. Pero tenemos que seguir trabajando duro, y créanme, todos hemos estado trabajando duro desde que comenzamos esto. Simplemente tenemos que seguir aprendiendo todo de cada fin de semana y pasar al siguiente. Vamos a Martinsville y veamos qué podemos hacer allá”, comentó el piloto regiomontano.

Los problemas comenzaron desde antes de la carrera, ya que al no haber una ronda de calificación, era colocado en el puesto #37 de la parrilla de salida, con muchos autos por rebasar para intentar hacer algo destacado durante la visita a Hampton.

El primer segmento de la carrera, que se compuso de 105 giros fue complicado y con un muy ligero progreso, terminando en el puesto 31.

Para el segundo tramo de competencia, y de nueva cuenta con 105 giros por delante, logro arrancar desde el puesto 31 y terminar en la misma posición.

La etapa final de 115 vueltas significó encontrar una regularidad, ya que volvió a arrancar desde el sitio 31 y terminar en la misma posición, a 9 giros del ganador de la competencia, completando solo 316 de 325 vueltas totales.

La siguiente fecha será este miércoles por la noche, la Blue-Emu Maximum Pain Relief 500, desde Martinsville.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: