Checo finaliza segundo en Miami.

Foto: Red Bull Racing.

(KSM) Con una gran pelea con su compañero Max Verstappen sobre las vueltas finales de la competencia, el piloto mexicano Sergio “Checo” Pérez con el auto #11 de Red Bull Racing se quedó con el segundo lugar del Gran Premio de Miami de la Fórmula 1, compartiendo el podio con Max como ganador y Fernando Alonso como tercer lugar.

Luego de arrancar desde la Pole Position, Pérez vio como era rebasado por el campeón del mundo y éste iba construyendo una ventaja de muchos segundos, con respecto a Sergio y con el resto de los pilotos, a quienes llego a tener a raya hasta por 20 segundos de diferencia.

Por momentos se veía complicado que Sergio pudiera darle alcance a su compañero, con una distancia que llego a ser de hasta 18 segundo y medio, pero el ingreso de Max a los boxes le abrió la posibilidad de tomar temporalmente el liderato de la competencia.

En los últimos giros, con el DRS, Verstappen daba el salto al primer lugar y lograba sacar ventaja de tener neumáticos en mejor estado, llegando al final con una ventaja de 3 segundos.

“Los aficionados están contentos, lo dimos todo, tuvimos granning con el neumático y eso complicó bastante mi carrera, no teníamos tanta diferencia en los neumáticos, así que una victoria merecida para él”, dijo el mexicano.

Pérez señaló que habrá que analizar los compuestos porque la llanta no le rindió como esperaba, “al principio de la carrera el neumático medio no funcionaba como lo esperábamos, eso complicó la carrera y el ritmo, honestamente tenía un ritmo tremendo, tenemos que analizar esa goma”.