Los 49ers se van al Súper Tazón LIV.

Fotos: 49ers.com

(KSM) Con una gran ofensiva por tierra los 49ers de San Francisco derrotaron 37-20 a los Green Bay Packers para convertirse en el Campeón de la Conferencia Nacional del futbol americano de la NFL celebrado la tarde de este domingo en el Levi´s Stadium de Santa Clara, California. De esta manera quedo conformado el Súper Bowl LIV entre los Kansas City Chiefs y los 49ers de San Francisco el domingo 2 de febrero en Miami.

Durante el primer cuarto solo se presentaba una anotación para San Francisco, esto con la gran escapada por tierra de Raheem Mostert de 36 yardas, llegando a la zona de anotación y colocando un temporal 7-0.

El segundo cuarto iniciaba con el intento de gol de campo del veterano Robbie Gould de 54 yardas, la patada era buena y así se ampliaba la ventaja de los 49ers a 10-0. Derivado de una mala patada de despeje, los 49ers queda en buena posición para mover las cadenas y por medio de Raheem Mostert conseguir otra anotación con un acarreo de 9 yardas para un 17-0.

Los puntos no dejaban de llegar y de nueva cuenta Robbie Gould con un gol de campo de 27 yardas aumentaba la ventaja a 20-0, en tanto que una nueva entrega de balón le abría la puerta a San Francisco para que Raheem Mostert se escapara 18 yardas para llegar al descanso 27-0.

La segunda mitad comenzaba con la reacción de Green Bay que por medio de Aaron Rodgers mandaba pase de 9 yardas para Aaron Jones que llegaba a la zona de diagonales, recortando la diferencia que era de 27-7.

Una vez más Raheem Monstert llegaba a la zona prometida con un acarreo de 22 yardas, logrando su cuarto touchdown del día, y poniendo la diferencia de 34-7 a favor de San Francisco.

Al inicio del último cuarto se iniciaba una brava respuesta de los Packers, primero el touchdown por tierra de Aaron Jones de 1 yarda para recortar la diferencia 34-13 ya que no acertaban a hacer buena la conversión de 2 puntos, además del pase de Rodgers para Jace Sternberger de 8 yardas, poniendo las cosas 20-34.

Robbie Gould ponía cifras definitivas de 37-20 con un gol de campo de 42 yardas, lo que obligaba a Green Bay a tener que buscar el triunfo a como diera lugar y con una ofensiva totalmente de pases largos.

Con poco menos de 2 minutos Rodgers lanzaba pase a la zona de anotación, pero este era interceptado por Richard Sherman que así lograba recuperar el balón para San Francisco, asegurando el viaje al Súper Tazón LIV contra los Jefes de Kansas City.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: