La leyenda del Santo sigue viva a 36 años de su partida.

Fotos: Pablo Lozano.

(KSM) Han pasado 36 años de que partiera de este mundo Rodolfo Guzmán Huerta, quien le dio vida al personaje más emblemático de la lucha libre, “El Santo”. Hoy en la estatua que lo recuerda y que se ubica en la glorieta de Peralvillo al norte de la Ciudad de México, el Hijo del Santo encabezó el homenaje que año con año realiza a su señor padre en compañía de amigos, compañeros luchadores como Baby Richard y Mano Negra, aficionados y prensa.

“Es un gusto siempre recordar al Santo, hay muchas historias que la gente no conoce, entre más conozco al Santo más amo y admiro a mi padre, porque no nada más un gran ser humano sino un luchador que fue compañero, que fue sencillo, que siempre que podía ayudar a sus compañeros lo hacía”, mencionó el Hijo del Santo.

Como hijo “es una fecha triste, pero es una fecha bonita, porque El Santo se fue como todo un héroe, yo no sé si algunos de ustedes recuerdan su sepelio, pero era una fiesta, muy triste, pero era un grito constante de Santo, Santo, Santo, y que te despidan así debe ser muy bonito”.

Y como la leyenda debe continuar, cada vez se ve más cerca el tiempo de Santo Jr., “ya dio sus primeros pasos, algo muy importante que quiero es que él termine su carrera universitaria, para mí es muy importante, porque lamentablemente muchos de nuestros compañeros al final de su carrera terminan lastimados, terminan solos, las empresas no se preocupan por ellos y al menos teniendo una carrera o algún negocio puedes salir adelante”.

Reiterando que “Santo Jr., la prioridad es que termine la carrera, que se titule y ya, más adelante si quiere luchar y volver al ring bienvenido”.

Dentro del plano deportivo ya tiene contemplados “una nueva fecha en la López Mateos, y aparentemente es una revancha, entre Octagón y el Hijo del Santo contra Dr. Cerebro y Fuerza Guerrera, y tengo entendido que es la despedida de Fuerza Guerrera”.

El Hijo del Santo señalo que no ha habido acercamiento con la familia Lutteroth, y que con Sofía Alonso pudo haber una posibilidad, “la posibilidad se había abierto con la hijita de Paco Alonso, con Sofía, con ella había posibilidades, ahorita con todo lo que ellos han hecho, yo estoy abierto, pero honestamente les digo que yo estoy abierto siempre y cuando se llegue a un acuerdo económico, porque la Arena México es un lugar hermoso, un local histórico pero también es un local que deja dinero, y yo siempre he defendido eso, el pastel se tiene que repartir, si llegamos a un arreglo me gustaría enfrentarme con el Negro Casas, con Blue Panther, con el Último Guerrero”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: