Chiefs vencen a Chargers en México.

Fotos: NFL.

  • 76,252 aficionados se dieron cita en el Estadio Azteca.

(KSM) Los Kansas City (7-4) vencieron a los Ángeles Chargers (4-7) por marcador de 24-17 gracias a un gran trabajo de su perímetro al interceptar 4 veces a Philip Rivers, en el compromiso de lunes por la noche desde la cancha del Estadio Azteca de la Ciudad de México, en el cierre de la semana 11 del futbol americano de la NFL.

La primera serie ofensiva de los Chargers generaba puntos en el marcador, con el gol de campo de Michael Badgley de 27 yardas, para adelantar a los angelinos por 3-0. En tanto que la defensiva lograba contener a Mahomes con una intercepción, llegando así al final del primer cuarto.  

Para el segundo cuarto una nueva intercepción a Rivers se convierte en una gran jugada de Mathieu quien regresa el ovoide hasta la yarda 6 de campo contrario, desde donde LeSean McCoy la lleva por tierra y consigue el touchdown para Kansas City que le daba la vuelta al marcador 7-3.

Los Ángeles tocaban a la puerta con una nueva serie ofensiva comandada por Rivers, pero al quedarse corto en llegar a la zona de anotación entraba Badgley para intentar un gol de campo de 26 yardas y recortar la diferencia a un punto 7-6, con Kansas todavía arriba.

Harrison Butker de 41 yardas acertaba un intento de gol de campo para adelantar a Kansas 10-6. Con un segundo para terminar la primera mitad, Michael Badgley acertaba de 49 yardas para irse al descanso con diferencia de un punto 10-9 para Chiefs.

Llegaba el tercer cuarto y Kansas anotaba 14 puntos sin respuesta, primero con el acarreo de 6 yardas de Darrel Williams para poner las cosas 17-9, mientras que Mahomes encontraba en la zona de anotación a su ala cerrada Travis Kelce con un pase de 23 yardas, aumentado su ventaja a 24-9.

Por fin Rivers mostraba su calidad con un pase de 7 yardas para Keenan Allen quien lograba llegar a la zona de anotación, Chargers se jugaba la conversión de 2 puntos y era buena, con lo que la pizarra se apretaba 24-17, terminando así el tercer cuarto.

Un intento desesperado por empatar el juego obliga a Rivers a meter pase a la zona de anotación en busca de su receptor, el pase se queda corto y Sorensen se queda con el ovoide, terminando así el partido.

Para la siguiente semana, ambos equipos estarán descansando junto con los Arizona Cardinals y Minnesota Vikings.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: