Kemonito celebra su cumpleaños en la Arena México.

Fotos: Pablo Lozano.

(KSM) Este domingo 3 de julio el gran Kemonito festeja su cumpleaños y será en el marco de la función del domingo familiar en la Arena México, donde los aficionados podrán tomarse la foto en familia de las 4 a las 5 de la tarde en la entrada principal, y así ser parte del festejo de uno de los personajes más queridos del mundo de la lucha libre.

“Me da mucho gusto que la gente cuando me vea me diga que yo te vi de chiquito, ahora de grande yo te sigo también, por ti termine la escuela, por ti me titule, por ti me hizo caso mi novia, por eso le doy muchas gracias a toda la gente”, expresa el símbolo del Consejo Mundial de Lucha Libre.

Para este domingo “yo con que vayan, me apoyen y me aplaudan, con eso me conformo, con que estén presente es más que suficiente”.

Como la humildad que lo caracteriza afirma que no se considera una figura, “no soy figura, pero soy reconocido, me siento alegre cuando salgo y la gente me reconoce, me echa porras, pero no me considero alguien grande siendo mascota, pero no luchas”.

Dentro de sus mejores recuerdos fue “mi primer día cuando subí con el Rayo de Jalisco junior y el Gigante Silva, un 20 de noviembre, ese día fue mi debut”.

Y de los momentos complicados recuerda mucho “las patadas del Guerrero, el martinete del Vampiro Canadiense, entre otros”.

“He subido en torneos, en muchos campeonatos, cuando has estado presente, me han tocado Aniversarios muy buenos, es muy padre cuando está ahí y la arena se encuentra llena, son de las cosas más maravillosas que me han pasado”, agrega.

Sobre su paso por la lucha libre ha vivido de todo, “por un lado de ha dejado mucha alegría, que la gente me conoce, y me sigue, por otro lado, me ha dejado lastimaduras, pero seguimos adelante”.

Un sueño que tiene sería luchar junto a los Micro Estrellas, “me quedó ese gusanito y todavía lo tengo, si me preparo puedo llegar a hacer una lucha con las Micro Estrellas, pero eso lo dirá el tiempo”.

El retiro es una idea en la que ya ha pensado, “ya lo sigo pensando más ahora, el tiempo pasa y los golpes no perdonan, pero si me llego a retirar seguiría en un camino paralelo a la lucha libre”.

Sin embargo, no cree que haya alguien que siga sus pasos, “lo dudo, porque el que puede ser el sucesor también anda un poco mal y no sería posible así mandarlo al ring, así que un sucesor lo dudo”.

Cuando llegue el adiós, “como lo he dicho yo, no quiero que lloren o eso, o que vayan al lugar, que diga que Kemonito es alegría, que me recuerden con mucha alegría”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: