Tampa Bay y Brady hacen historia.

Fotos: Tampa Bay Buccaneers.

(KSM) Los Tampa Bay Buccaneers hicieron historia de la mano de Tom Brady al vencer 31-26 a los Green Bay Packers, convirtiéndose en el  Campeón de la Conferencia Nacional del Futbol Americano de la NFL, compromiso celebrado la tarde de este domingo en el Lambeau Field de Green Bay, Wisconsin. Por si fuera poco, Tampa Bay se convierte en el primer equipo en la historia de la NFL en jugar el Súper Bowl en su estadio.

Los primeros en poner puntos eran los Tampa Bay Buccanneers con el pase de Tom Brady de 15 yardas para Mike Evans, superando por mucho al esquinero y dejando solo a su compañero, tomando la delantera en el primer cuarto.

El cuadro de Green respondía al llegar el segundo cuarto con un bombazo de 50 yardas de Aaron Rodgers para Marquez Valdes-Scantling que superaba al esquinero y así lograba emparejar los cartones 7-7.

Sin embargo, Brady y compañía volvía a hacerse presentes en el marcador en la siguiente serie ofensiva, ahora con el gran acarreo de 20 yardas de Leonard Fournette que lograba quitarse una tacleada y aguantar el choque para llegar a la zona de anotación y así volver a poner arriba a Tampa Bay 14-7.

La gran labor de la defensiva de los Buccaneers lograba evitar una anotación de Rodgers y compañía, que se tenían que conformar con un gol de campo de 24 yardas para acercar a los locales 10-14.

Con 8 segundo en el reloj, Tom Brady no duda en ir largo a la zona de anotación con un pase de 39 yardas para Scotty Miller y así, a falta de un segundo para el descanso, Tampa Bay se despegaba 21-10, un golpe anímico enorme para los visitantes.

La segunda mitad iniciaba y Green Bay perdía la pelota, con lo que dejaba en zona roja a Tampa Bay, y eso Brady no lo perdonaba, metiendo pase de 8 yardas para Cameron Brate y ampliando la ventaja de los visitantes 28-10.

Rodgers y compañía no bajaban los brazos y por fin se acercaban en el marcador, pase de Rodgers para Robert Tonyan que quedaba solo en la zona de anotación y así se acercaban 28-17, apretando las cosas en el tercer cuarto.

Derivado de una intercepción, Rodgers acercaba a su equipo hasta la yarda 2 donde mete pase para Davante Adams que llegaba a la zona prometida para apretar el marcador 28-23 luego de fallar el intento de conversión de 2 puntos.

Quedaban 5 minutos para el final del partido y Ryan Succop con un gol de campo de 46 yardas por fin lograba darle un poco más de calma a Brady poniendo las cosas 31-23, pero con el momento anímico a favor de Green Bay.

Un último gol de campo de Mason Crosby de 26 yardas ponía cifras definitivas de 31-26, apostando todo a que la defensa detuviera a Brady y compañía en vez de jugarse todo en cuarta oportunidad, no pudo hacerlo y así los visitantes se llevaban el triunfo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: