Tampa Bay Buccaneers campeones del Super Bowl LV.

  • Tom Brady, MVP del Súper Bowl por quinta ocasión en su carrera.

Fotos: Tampa Bay Buccaneers.

(KSM) Los Tampa Bay Buccaneers le pasaron por encima a Patrick Mahomes y los Kansas City Chiefs para llevarse el Súper Bowl LV por marcador de 31-9, dejando al ahora ex campeón con solo 3 goles de campo, partido celebrado la noche de este domingo en el Raymond James de Tampa, Florida, en los Estados Unidos.

Harrison Butker con un gol de campo de 49 yardas lograba adelantar a los Chiefs 3-0 en acciones del primer cuarto.

En los instantes finales del primer cuarto el conjunto de Tampa Bay lograba darle la vuelta al marcador con el pase de 8 yardas de Tom Brady para Rob Gronkowsi y así terminar los primeros quince minutos con ventaja de 7-3.

Mientras la defensiva de Buccaneers contenía a Mahomes y compañía, Brady lo hacía de nuevo, segundo pase de anotación para Rob Gronkowski ahora de 17 yardas para ampliar la ventaja a 14-3 capitalizando una serie de castigos que le dio las primeras oportunidades a los Buccaneers.

Los Chiefs reaccionaban con el gol de campo de Harrison Butker de 34 yardas y así acortar las distancias a 14-6 y con la intensión de recuperar el ovoide lo antes posible para meter más puntos.

Sin embargo, otra serie de castigos le dieron a Brady y compañía el primero y gol en la yarda 1 por una interferencia de pase, Brady encontraba en las diagonales a Antonio Brown y así, a falta de 6 segundos para llegar al descanso, los Buccaneers aumentaban su ventaja a 21-6.

La segunda mitad comenzaba con Kansas City metiendo otro gol de campo, por medio de Harrison Butker de 52 yardas para poner las cosas 21-9 de manera temporal, ya que los Buccaneers daban un golpe anímico muy fuerte con la escapada de Leonard Fournette de 27 yardas y subiendo el marcador a 28-9.

La defensiva de los Buccaneers se hacía presenta con la intercepción de Winfield y eso dejaba en buna posición a Brady, de lo cual Tampa Bay sacaba tres puntos más con el gol de campo de Ryan Succop de 52 yardas para seguirse despegando 31-9.

En un último intento de Mahomes a la zona de anotación era interceptado por Devin White y así se terminaban las oportunidades para Kansas City, pues solo fue mandar la formación victoria y ver como se agotaban los últimos segundos del partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: