Oscar Valdez ya festeja con el título WBC.

Foto: Top Rank.

(KSM) De manera oficial, el sonorense Oscar Valdez, se presentó este miércoles como nuevo Campeón Mundial de peso superpluma del Consejo Mundial de Boxeo, la bienvenida al organismo estuvo a cargo del Lic. Mauricio Sulaimán, presidente del organismo, quien ya le hizo entrega del cinturón que lo acredita como tal.

“Muy contento de por fin cumplir mi sueño, un sueño que he tenido desde que tenía como 8 años, ahora tengo el mío y es un sueño hecho realidad, tengo una lista muy grande de personas que tengo que agradecer”, comentó el nuevo monarca verde y oro.

Dentro de los agradecimientos, Oscar tuvo uno muy especial, “le quiero dedicar este cinturón a mi ex entrenador que acaba de fallecer, Francisco Bonilla, la última vez que hablamos, hablamos de esta pelea, me dio mis consejos, que hacer para ganar la pelea, y es una persona que me enseño tanto, que me ayudó tanto, ir a unos Juegos Olímpicos y después estar en mi carrera profesional, siempre me aconsejaba y me ayudaba a seguir peleando, fue una estrategia perfecta, es una persona con la que siempre voy a estar agradecido, le mando un fuerte abrazo hasta el cielo a mi profesor Bonilla”.

Un punto clave en el triunfo fue la tranquilidad que le imprimió Eddy Reynoso, “sin duda en todo momento Eddy Reynoso me estuvo gritando porque sabía que podía cometer un error, porque me llegaba mucha emoción, ya tenía poquito lastimado a mi rival y podía acabarlo, en todo momento me gritaba que me calmaba, que siguiéramos con el plan de trabajo que tanto entrenamos en el gimnasio, como un videojuego, si Eddy Reynoso me decía tres jabs, trataba de hacerlo”.

Valdez relató lo que pudo platicar en el ring con el ahora ex campeón, Miguel Berchelt, “tenía muchas emociones en mi cabeza cuando mando a la lona a mi rival, mi amigo “Alacrán” Berchelt, estaba muy contento porque logré el sueño, estaba brincando y celebrando, no me había dado cuenta que no estaba reaccionando, hasta momentos después que volteo y lo miro que no estaba reaccionando, desde ese momento yo quería acercarme a ver que podíamos hacer, sabíamos que después de la pelea se iba a regresar la amistad”.

“Le desee lo mejor, le dije que él iba a ser campeón mundial de nuevo, no tengo duda de que él volverá a ser campeón mundial, a la mejor las 135 libras sé que le costaba mucho dar el peso, espero que se haya recuperado pronto, después de una pelea rezo por ambos peleadores, por mí y por mi rival, que regresemos ambos con nuestras familias”, añadió.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: